Presentación de la FIEM

  • Slider FIEM
  • Slider FIEM
  • Slider FIEM
  • Slider FIEM
  • Slider FIEM
  • Slider FIEM
  • Slider FIEM
  • Slider FIEM
  • Slider FIEM
  • Slider FIEM
  • Slider FIEM
  • Slider FIEM
  • Slider FIEM
  • Slider FIEM
  • Slider FIEM
  • Slider FIEM
  • Slider FIEM
  • Slider FIEM
  • Slider FIEM
  • Slider FIEM
 

Histórico de la creación del cuerpo de Comisarios de Averías

En tiempos del código napoleónico, se puso en marcha en los astilleros militares el cuerpo de Comisarios de averías. Estos Oficiales del Ministerio serán de hecho los primeros expertos marítimos: unos administradores públicos encargados de planificar y coordinar las reparaciones de los veleros tras un siniestro, acontecimiento en el mar o campaña militar.

Estos expertos ejercieron sus dotes administrativas y técnicas en Toulon y en Brest.

Antes de la segunda guerra mundial, no se puede decir que existiera verdaderamente la profesión de experto marítimo. Eran, en general, ingenieros del sector marítimo, especializados en construcción y arquitectura naval de ocio, a menudo oficiales de puente o mecánicos jubilados con experiencia en la navegación de ocio.

E la década de los años 50, las aseguradoras establecieron listas de expertos a los que mandataban en función de criterios únicamente económicos. Tras ello, nacerían los Comités (regionales) de Aseguradoras Marítimas con comisarios de averías en sus filas.

En las décadas 70 -80, la profesión evoluciona, se diversifica, e intenta una estructuración.

El experto que sea digno de esa denominación va a ser un técnico que ejerce su profesión liberal en todos los aspectos de la navegación de ocio y del sector marítimo (seguros, construcción, servicios, asesoría jurídica, etc.)

missions usagerscarenado de barco abatido

La FIEM es una asociación profesional creada en 1983

Los expertos marítimos aprobados por la FIEM responden a la deontología que establecen sus estatutos.

A saber: profesionalismo, experiencia, competencia, diligencia, honradez intelectual e independencia total de juicio ante cualquier presión económica.

Así, a partir de 1999,  la F.I.E.M.  (a petición del Ministro de Transportes y de la Comisión Europea) participó en el estudio de un reglamento europeo, colaborando con la F.I.N. (Federación de Industrias Náuticas), el Consejo Superior de la Navegación de Ocio y de Deportes Náuticos) bajo la égida de AFNOR (Asociación Francesa de Normalización), organismo reconocido por la Comunidad Europea.

Este estudio, en el que participaron activamente varios miembros de la F.I.EM. se presentó su versión definitiva en noviembre de 2005, habiendo sido avalada inmediatamente por la Comisión Europea con la denominación: Acuerdo AFNOR ACX 50-827.

Desde hace más de 30 años, la selección rigurosa y estatutaria de nuestros miembros es una garantía para los aficionados y profesionales de la náutica. Solamente los expertos que estén ejerciendo desde hace más de tres años el peritaje marítimo pueden aspirar a la aprobación por parte de la FIEM tras haber examinado en profundidad su expediente en los aspectos técnico, jurídico y de peritaje.

El candidato se revalida definitivamente por votación de los miembros de la FIEM.

Objetivos y misiones de la FIEM:

Asegurarse de que sus miembros representan el sector profesional con conocimientos y lealtad ante los poderes públicos, compañías aseguradoras, sociedades crediticias y particulares.

Impulsa resta profesión en todo el mundo, reagrupar a los expertos y consultores marítimos profesionales con el fin de apoyarles en los aspectos más variados del ejercicio de su profesión, respetando siempre los derechos del consumidor, usuarios profesionales y aficionados de la navegación marítima y fluvial.

Defender y representar a la profesión de experto marítimo y fluvial ante los organismos profesionales:

 –  Federación de Industrias Náuticas
 –  Comisiones nacionales de Seguridad
 –  Organismos de formación profesional

A partir de la publicación del Acuerdo AFNOR,  la F.I.E.M. se ha erigido como « código deontológico » real que se aplica a nuestra profesión respetando siempre las definiciones del PERITAJE MARÍTIMO Y FLUVIAL que se describen en el párrafo 6 del Acuerdo AFNOR ACX 50-827 .

Compétences et Formation de l’Expert Maritime :

El experto marítimo y fluvial es una persona autónoma que debe conservar una independencia absoluta. No debe ceder a presión ni influencia alguna. Es un técnico con experiencia, que mantiene actualizada su formación y sus conocimientos en los aspectos técnicos más recientes.

El ejercicio de la profesión de experto marítimo requiere amplios conocimientos de las tecnologías marítimas (ocio o comercio).

La formación del experto marítimo que va a gozar del respeto por parte de los marineros requiere entre 5 y 10 años de práctica profesional junto a algún experto de renombre.

Cualquier formación demasiado rápida solo puede llevar a una desilusión, fracasos comerciales para el seudo experto, suponiendo una afrenta para los usuarios del mar.

Un experto marítimo es, por su naturaleza, una persona de experiencia y de terreno.

Su papel es también el de conciliar y mediar entre dos partes en conflicto dentro del sector técnico en que sea competente.